Enfermería Intercultural

Una apuesta por la Interculturalidad en el campo de la Salud

Sobre el golpe encubierto en #Brasil ¡Frente a Frente con la Mierda Generalizada!

Posted by Dr. Fernando Plaza en 3 abril, 2016

Es imperioso continuar creyendo que esa construcción tiene que estar referenciada en nuestra realidad de vida, ¡del día a día! ¡Vamos a la lucha! 

Doy difusión a este artículo de opinión que me ha llegado desde Brasil de mi amigo Antonio Thomaz Junior, Profesor de Geografía/FCT/UNESP/Presidente Prudente, Cordinador CEGeT-Laboratorio/CETAS, en el que analiza el golpe de estado encubierto orquestado por la derecha que está sufriendo el gobierno de izquierdas brasileño.

 

56fdc13aee853Quiero abordar un tema muy importante con todos ustedes.  Este es el tratamiento  contaminado por parte de los medios de comunicación, de forma general, asociados a los grandes grupos económicos y políticos ensañados en destruir todo lo que se consiguió con gran dificultad para los sectores más empobrecidos y/o marginalizados de nuestro país, concentrando la opinión pública en el ojo del huracán de la operación Lava-Jato y otros procesos judiciales vinculados. ¡La orquestación de este movimiento se sustenta en destruir cualquier cosa que no les interesa! Con esto me refiero específicamente a las conquistas sociales de los últimos doce años en toda su amplitud.

Les pido que no confundan las maniobras y los acuerdos que están en juego con lo central del ideario que nos une: la búsqueda de un mundo emancipado y libre de la burguesía, del capital.

En palabras directas les quiero decir que yo sigo siendo comunista.  No ha sido la caída del Muro, JD Representações S/C, Cerveró & Filhos, J. Vaccari Empreendimentos S/A, etc., y las tantas idas y vueltas en el ámbito político-partidario que me van a distraer de seguir luchando por las utopías que me mantienen y me hacen sentir útil para la humanidad, ¡sumado al hecho de ser un corintiano!

Estas oleadas desestabilizadoras no afectan mi opción político-ideológica.  Siento claramente en todo lo que está pasando las manos tanto de los sectores tradicionalmente burgueses, así como de aquellos golpistas que se autodenominan de izquierda, inclusive marxistas, y que lanzaron al barro todo lo que había de bueno en el campo popular, vendiéndose a las tentaciones del mundo del capital.

Basta recordar que para los que estamos en la Universidad Pública lo que significaron los doce años de Lula y Dilma en relación a la ampliación tanto de las carreras y los cupos públicos,  como las nuevas Universidades, todo esto es algo jamás registrado en la historia de este país.  Al mismo tiempo registramos durante este período de tiempo la magnitud de cuánto no avanzó la Reforma Agraria.  Pero cuántos millones de brasileros su consumo de bienes de primera necesidad, aunque ha sido por la vía de la distribución de riqueza y no de las reformas estructurales que tanto hemos insistido, la cuales son más eficaces porque modifican la estructura social  y el poder, etc. ¡Pero no seamos injustos! No podemos olvidar los privilegios que la burguesía disfrutó en este mismo período, con la exención fiscal, por ejemplo, para el sector automovilístico y la línea blanca o electrodomésticos (estufa, lavarropas, etc.), y que me recuerdan bien, la FIESP estuvo quieta, plácida en cuna esplendida. Asimismo, los bancos con lucros astronómicos, contando con la fidelidad de la política fiscal, cambiaria y monetaria del Banco Central, que calló a la FEBRABAM. Sin contar la alarmante regulación del pre-sal por el régimen de participación, etc., etc., los ejemplos son muchos, todo eso sólo fue posible al juego de intereses de las alianzas y pactos que aún fundamentan estos gobiernos.  Este régimen favoreció ampliamente a grupos económicos que ahora se presentan como opositores, defensores del patrimonio público, de la moralidad administrativa, etc.

No obstante, estos mismos sectores, así como los gobiernos petistas, no pueden ser reconocidos por su gestión autónoma y soberana del patrimonio natural de los brasileros(as). También es sabido que la ola de destrucción comandada por tanta gente que siempre estuvo alineada con los segmentos más retrógrados  y corruptos no tiene criterio, y se hacen valer de su odio de clase a los pobres, a los nordestinos, a los iletrados, etc., para naufragar aún más la resistencia que, creo, con todas las limitaciones y dificultades tiene que ser nuestro campo de acción privilegiado.

Tengo pleno entendimiento de este cuadro aparentemente confuso, complejo de por sí –como si fuera una mierda generalizada-, hediondo por “naturaleza”, es ambiguo y desafiante para todos nosotros que estamos preocupados con el sostenimiento/ampliación de las conquistas y de los derechos sociales a la mayoría de los(as) brasileros(as) y trabajadores(as).  Todavía más, las maniobras alcanzan niveles de autoritarismo y truculencia que hacen envidia del período sangriento de la dictadura militar (1964-1985). Sea por la violación de los derechos vía escuchas telefónicas, desmanes del Ministerio Público Federal,  humillación practicada por los congresistas que ensucian de barro el  Congreso Nacional, y de la energía destructiva y vengativa de la derecha resguardada en el castillo de los medios de comunicación, especialmente de la Red Globo, las revista Veja, Isto É, Folha de São Paulo, O Globo, Correio Brasiliense, etc., etc.

¡Lo lamento, no tenemos motivos para salir corriendo, para ausentarnos! Es necesario continuar participando del debate público, resistiendo, para enfrentarnos a esa avalancha vengativa de la derecha y los sectores conservadores que sobrepasan los límites simbólicos de los “cochinhas” y se atrincheran en las estructuras de poder todavía mantenidas por los Partidos Políticos –totalmente desacreditados-, de las organizaciones representativas del capital, en los medios de comunicación de masas y también en el sector público.

De este modo, quiero pedirles que no sumen al caldo de esa banda de  narcisistas.  Vengo a pedirles que piensen y reflexionen cuál es nuestro papel, como trabajadores, profesores, investigadores, funcionarios públicos, estudiantes y militantes comprometidos con los referentes que nos unen para continuar construyendo una sociedad libre de los fundamentos del capital, libre de los valores burgueses, soberana y fraterna.

Es imperioso continuar creyendo que esa construcción tiene que estar referenciada en nuestra realidad de vida, ¡del día a día! ¡Vamos a la lucha!

http://www.cetas.com.br      thomazjrgeo@terra.com.br

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: