Enfermería Intercultural

Una apuesta por la Interculturalidad en el campo de la Salud

Guerra sucia contra migrantes en la frontera de Ceuta y Melilla @ASPA_Andalucia

Posted by Dr. Fernando Plaza en 20 febrero, 2015

Desgarrador artículo sobre la situación en la frontera de Ceuta y Melilla. No se respetan los Derechos Humanos y se hacen atrocidades tanto al lado español como al marriquí; los gobiernos marroquí y español son igual de inhumanos.

Interior-prohibe-a-la-Guardia-Civil-disparar-pelotas-de-goma-a-los-inmigrantes-en-Ceuta-y-MelillaEn la madrugada del jueves, día 6 de febrero, hace un año, 15 personas fallecieron en el paso del Tarajal, cuando un grupo de 400 inmigrantes trató de entrar en Ceuta desde Marruecos. Cuando las recordábamos, unas trescientas personas, en aquella playa, el pasado sábado, 7 de febrero en la Marcha de la dignidad, no podíamos menos de emocionarnos y comprender efectivamente esa dignidad, la dignidad de esas personas fallecidas, pues huían del hambre, de la miseria, del abandono y de la desesperación.
Trabajo y pan, un sitio donde soñar y desde donde enviar a sus familias un mínimo sustento, algunos euros que pudieran convertir la casa en la que nacieron en un lugar habitable.
Llegaron a los aledaños de Ceuta driblando la vigilancia de la policía marroquí y del implacable desierto. Buscaban zafarse de cuchillas y miserias, saltar la valla metálica y alcanzar una tierra que para ellos es de prosperidad y para nosotros de decadencia. Pero todo quedó en un sueño roto.
En la muerte y en un número en la morgue de Ceuta.
El miércoles 11, de este mes, llegaba la noticia de que un total de 16 guardias civiles tendrán que prestar declaración en calidad de imputados ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta por lo sucedido el 6 de febrero de 2014 junto a la playa ceutí de El Tarajal, donde 15 migrantes perdieron la vida intentando alcanzar a nado suelo español, mientras agentes del Instituto Armado disparaban pelotas de goma y botes de humo para disuadirles.
En la resolución, la jueza cita a declarar a un total de 16 agentes, que deberán comparecer de cuatro en cuatro entre el 3 y el 11 de marzo ante el juzgado, que retoma así la instrucción de la causa después de que la Audiencia Nacional rechazase hacerse cargo de la misma por considerar que el tribunal ceutí tenía competencias para hacerlo.
Veremos en qué termina todo esto, pues el objetivo de invisibilizar lo que ocurre con las personas migrantes es una realidad. Recordemos que, a mediados de agosto pasado, tras la citación judicial a las autoridades marroquíes, -a
partir de la denuncia formulada por PRODEIN, la Federación de SOS Racismo y Andalucía Acoge-, para esclarecer unos hechos ocurridos en la frontera entre Melilla y Marruecos, que incluyeron –tal y como se muestra en los vídeos hechos públicos- expulsiones ilegales y apaleamiento de inmigrantes por parte de fuerzas policiales marroquíes; el gobierno marroquí, en vez de colaborar con los tribunales para el esclarecimiento de los hechos, hizo una demostración de lo que es capaz si no se le garantiza impunidad para la actuación de sus fuerzas policiales en las tareas de represión de quienes intentan acceder a la UE. Hizo saber a cientos de personas subsaharianas que tenían luz verde para, durante 48 horas, lanzarse al mar y llegar a las costas españolas. Las más de mil personas que lo lograron fueron la respuesta al auto judicial emitido por el juzgado de Melilla.
A continuación, y ante la total pasividad, cuando menos, de la policía marroquí, se sucedieron, a finales del mismo mes agosto, ataques con machetes, apaleamientos y vejaciones sexuales contra migrantes subsaharianos que han acabado con varios de ellos en el hospital. Entre las agredidas se encuentra Helena Maleno, de Caminando Fronteras, conocida defensora de las personas migrantes cuya única defensa, cuando se puso en peligro su vida, no vino por la acción de la policía, que estaba presente y no intervino, sino gracias a la protección de las personas subsaharianas que estaban, también, siendo agredidas.
Este es un paso más en la invisibilización de esta realidad: tratar de eliminar a quienes defienden los derechos humanos.
En paralelo, y en la frontera de Melilla, el gobierno español, lejos de cesar su actuación a la espera de la resolución judicial sobre la legalidad de las expulsiones “en caliente”, sigue aplicándolas. De hecho, en el mencionado mes de agosto, esta política de expulsiones en caliente se plasmó -según denuncia de PRODEIN y Human Rights Watch- en al menos, seis inmigrantes muertos y en el aumento de heridos hospitalizados en Marruecos, a consecuencia de apaleamientos y lesiones provocadas en los saltos, tal y como ha quedado recogido en varias
grabaciones.
Como revela el film The Land Between del realizador David Fedele, nada de ello trasciende dado el pacto de silencio y colaboración sellado entre Marruecos, España y la Unión Europea. Este es un paso más en la escalada de la guerra sucia contra los migrantes que se encuentran en tránsito en el país magrebí: no sólo se trata de blindar la actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes y españolas, e invisibilizar la realidad de la vulneración en territorio marroquí y en la frontera de Ceuta y Melilla de derechos fundamentales de estas personas, sino también eliminar la fiscalización de la sociedad civil organizada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: