Enfermería Intercultural

Una apuesta por la Interculturalidad en el campo de la Salud

Ayer MURIERON PERSONAS.

Posted by Dr. Fernando Plaza en 30 noviembre, 2011

Sobran las palabras. Por favor dar la máxima difusión, cuando un mundo obliga a que personas mueran por tener un futuro algo falla. ¡QUÉ JODIDO MUNDO! ¡QUÉ JODIDO PRIMER MUNDO!

30.11.2011 · Helena Maleno PERIODISMO HUMANO
¿Será que escribo con el corazón o con las entrañas?. Hecho políticamente incorrecto. ¿Será que me da por saco la asepsia y la objetividad de la profesión periodística?, abanderada cuando interesa. ¿Será que estoy ovulando o tal vez con el síndrome premenstrual?, como diría nuestra tradición machista.
No sé lo que será, pero la nota de EFE y EUROPAPRESS sobre el accidente de la patera de ayer ha hecho que salga de mi desconsuelo absoluto, de mis llantos interminables, para situarme en la rabia más tremenda, que descargo contra un sistema, el nuestro, que está podrido.
La patera salió de costas marroquíes entre las tres y media y cuatro de la madrugada del día 29 de noviembre. Para dar más datos y cifras, que siempre a los medios les gusta conocer, iban en ella diez bebés con sus mamás, cuatro embarazadas y cinco “solteras”, como los africanos llaman a las mujeres que van solas. El resto eran hombres. Un total de aproximadamente sesenta personas.
Eso es lo que quiero remarcar, la palabra personas. Venidas de sitios muy diferentes, desde Nigeria, Congo, Camerún, Mali, pero sobre todo personas.
Hacia las cinco de la madrugada se dieron cuenta de que algo iba mal, la lancha estaba pinchada, debido al golpe con una roca. Llamaron a tierra, a un familiar, pedían socorro, eran conscientes de que estaban muy cerca de la costa marroquí, así que llamaron a la Marina de Marruecos.
A las nueve de la mañana y desesperados porque no obtenían respuesta de las autoridades marroquíes llamaron a Salvamento Marítimo en España.
“Sí, sí, decía uno de los familiares, si están al lado de Alhucemas, si ven las casas y los coches, pero es que los marroquíes no van a ir a buscarles, les llamamos a las cinco y nada. Alguien tiene que ir, que alguien haga algo y lo haga rápido, porque ha habido muertos, y están desesperados”
El “problema” era precisamente ése, que estaban en aguas marroquíes y que para que Salvamento pudiese actuar necesitaba el permiso de las autoridades de Marruecos.
Paradójicamente, desde el mes de julio está activa en aguas de la zona la Operación Indalo, un operativo policial coordinado por el Frontex o Agencia Europea para la gestión de la cooperación operativa en las fronteras exteriores de los Estados miembros de la Unión Europea. Uno de los objetivos principales de esta operación es recabar información para acabar con la entrada de inmigrantes, aunque también señalan que ellos salvan vidas, evitando el número excesivo de pateras. En esta operación además participan agentes marroquíes junto a otros de varias nacionalidades de la Unión Europea.
Pero ayer los dispositivos de coordinación parecían ir lentos y conseguir un permiso para entrar en aguas marroquíes, a pesar de las operaciones conjuntas y las buenas relaciones, toma tiempo.
Hacia las dos de la tarde, hora marroquí, la Salvamar Alcor llegó hasta el lugar donde se encontraba la zodiac, ya semihundida, pero unos minutos antes había llegado una patrullera marroquí, que procedió al rescate de los supervivientes y de algunos cadáveres.
El tiempo que va desde las cinco de la madrugada hasta las dos de la tarde lo pasaron en la zodiac pidiendo auxilio, en contacto permanente con un móvil marroquí, que tenía cobertura porque estaban muy cerca de la costa.
“Vamos a morir, estamos sin motor, lo hemos tirado para evitar que el peso haga entrar más agua en la barca”.
“Hay gente sin chalecos salvavidas, ¿cuántos minutos van a tardar en rescatarnos?”
“¿Oyes?, ¿oyes cómo llora?. Es uno de los bebes, tiene tres meses. Las primeras que caen al agua son las mujeres y los niños, no tienen tanta fuerza”
“Hay gente muerta y más gente que va a morir, la barca está casi hundida… Estamos muy cerca de la costa, vemos las casas, vemos los coches, ¿porqué no viene nadie a buscarnos?”
Tras el rescate, producido nueve horas después de la primera llamada de auxilio, el teléfono de los rescatados dejó de estar operativo.
“No sabemos nada de ellos, nadie ha llamado. Normalmente esconden los teléfonos porque la policía marroquí se los quita. Estamos esperando que los deporten a la frontera de Argelia. Cuando los deporten podremos saber quiénes son los fallecidos. Normalmente lo hacen rápido porque no los tienen mucho tiempo en comisaría. Allí no hay asistencia médica, ni casi comida, así que pronto los enviarán al desierto”, declara un camerunés, familiar de una de las personas de la embarcación.
Ayer los dispositivos no funcionaron, la coordinación entre los dos países fue deficitaria, la operación Índalo fue un fracaso, y sólo tengo que destacar la impresionante labor del equipo de Salvamento Marítimo de Almería, dejándose la piel en cada rescate, trabajando más allá de las fronteras, allá donde se encuentran las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: