Enfermería Intercultural

Una apuesta por la Interculturalidad en el campo de la Salud

Hay que exígir al G20 que apoye la atención sanitaria gratuita en África subsahariana

Posted by Dr. Fernando Plaza en 28 septiembre, 2011

Varias ONG’s pidieron este sábado a los líderes del G20, que se reunirán en noviembre en Cannes, Francia, que conviertan en realidad el proyecto de crear un impuesto a las transacciones financieras, cuya recaudación serviría para combatir la pobreza y el cambio climático.
Ante la reunión del G-20, Médicos del Mundo llama la atención sobre la necesidad de políticas de acceso gratuito a los sistemas sanitarios. Son las barreras financieras los principales obstáculos en los países pobres, cuando estos obstáculos se eliminan se reduce la mortalidad materno infantil. Artículo de Canal Solidario.org

El ejemplo de Níger, donde se implantó la atención médica gratuita para mujeres embarazadas y menores de cinco años en 2005, y de otros países como Sierra Leona, Mali y Burkina Faso donde en los últimos tiempos se han tomado medidas similares y que han visto descender sus niveles de mortalidad materno infantil muestran el impacto que estas medidas tienen en las poblaciones sin recursos.
Para millones de personas en el mundo, la obligación de pagar por la atención sanitaria es una de los principales obstáculos en material del acceso en salud. Cada año, más de 100 millones de personas caen en la pobreza a causa de los gastos que tienen que afrontar para recibir atención; cientos de millones más renuncian a la búsqueda de tratamiento por falta de dinero.
En los últimos cinco años, la idea de introducir mecanismos de protección social en salud ha ido ganando posiciones en países de ingresos bajos. Algunos de ellos han optado por aplicar políticas de atención sanitaria primaria gratuita para los grupos de población más vulnerables. Médicos del Mundo está apoyando estas iniciativas que tratan de eliminar barreras financieras en países como Níger, Sierra Leona, Haití, Burkina Faso o Malí.
El caso de Níger
Desde 2005, Níger, uno de los países más pobres del mundo, ha introducido medidas para eximir del pago a las mujeres embarazadas y niños menores de 5 años. Esta política ha tenido efectos espectaculares en el nivel de uso de los servicios de salud. Así, el 85% de las mujeres embarazadas ya disfrutan de un seguimiento del embarazo frente al 40% en 2005. El libre acceso de los menores de 5 años también ha contribuido a aumentar el tratamiento precoz de las enfermedades que causan mayor mortalidad infantil. Por ejemplo, desde 2006, los casos de diarrea detectados se multiplicaron por cuatro y la cobertura de inmunización contra el sarampión en niños y niñas de 12 a 23 meses ha aumentado del 47% al 65,6%.
Antes de esta iniciativa el impacto de los costes tenía consecuencias dramáticas. “Para evacuar a un niño, sus padres tenían que ir a por una oveja, venderla y pagar el traslado de su hijo. Muchas veces, antes de que la familia hubiera conseguido el dinero, el niño había fallecido”, explica Hamsatou Gobi, responsable de un centro de salud.
Las últimas estimaciones sobre mortalidad infantil presentadas por Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacan los avances de Níger siendo uno de los países donde descendieron las tasas de mortalidad en menores de cinco años (desde 311 por 1.000 nacidos vivos en 1990 hasta 143 ‰ en 2010).
Sin embargo, iniciativas como la de Níger u otros países subsaharianos a pesar de sus alentadores resultados, distan de tener aseguradas su sostenibilidad. La falta de financiación y de apoyo internacional amenaza con debilitar los logros sociales alcanzados. Más del 42% de los gastos globales de salud de Níger son abonados por los propios usuarios, muy por encima de la recomendación de la OMS en relación a que los pagos directos no superen el 15-20%.
La política de exención de pago en Níger no es un fenómeno aislado. Otros estados de África subsahariana han tomado conciencia en los últimos años de la necesidad de eliminar o reducir las barreras financieras que limitan el acceso a los servicios de salud de la población.
Sierra Leona mejora sus datos
En Sierra Leona, desde el año pasado, el Gobierno ha puesto en marcha la iniciativa ‘Free Health Care Policy’ para facilitar atención gratuita a menores de cinco años y mujeres embarazadas y lactantes. En este país, con uno de los peores indicadores sanitarios del mundo, una consulta de medicina general puede suponer el equivalente a los ingresos medios de un mes para una persona.
En el segundo trimestre de 2010, tras la aprobación de la FHCP se produjo un aumento del 150% en las consultas ambulatorias de menores de cinco años. Los partos en centros sanitarios y las consultas postnatales también se han incrementado tras la aprobación de la iniciativa.
Mali está andando pasos en el mismo camino al adoptar algunas medidas de exención de pago, tales como la gratuidad de la cesárea y del tratamiento antipalúdico para menores de 5 años y mujeres embarazadas. Es sólo un pequeño avance en un país en el que el 30% de la población maliense reconocía en 2008, que tenía que recurrir a la venta de animales, de parte de la cosecha o a un préstamo para poder pagar la atención sanitaria.
“Creemos que las exenciones de pago, cuando reciben una financiación sostenible y una buena planificación, mejoran de forma considerable el acceso a la atención. La creación de una cobertura de salud accesible se merece el apoyo de los donantes internacionales”, afirma Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo.
Demandas de Médicos del Mundo al G20
Si bien la promoción de un régimen básico de protección social está en la agenda del G-20, es crucial que el acceso universal a la cobertura básica de salud, del que forman parte las políticas de gratuidad, sea reconocido como un pilar básico de cualquier sistema de protección social. La cita del G-20 es una oportunidad para expresar esta necesidad y enviar una señal a los países de bajos ingresos que deseen participar en las reformas ambiciosas en el campo de la cobertura universal de salud.
A menos de cuatro cinco años de que se cumpla el plazo para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, es esencial que todos los estados del G-20, y en especial los miembros de la UE, cumplan sus compromisos de apoyo a los países en desarrollo en lo que respecta al fortalecimiento de sus sistemas de salud para garantizar el acceso universal.
La reunión ministerial del G20 debe reconocer la cobertura de salud como piedra angular de la protección social. Recomendamos que la declaración final incluya una referencia específica a las iniciativas de muchos países de bajos ingresos para eliminar los pagos directos para la salud y recoja un compromiso de apoyo financiero y técnico para ayudar a estos países a sostener estos programas de exención de pago.
El G-20 y los estados de la UE deben referirse a la necesidad de desarrollar vías de financiación a través de la reasignación presupuestaria en favor de la protección social y los sectores sociales en general, el desarrollo de nuevos recursos fiscales a través de mecanismos de financiación innovadores para la salud y la provisión de ayuda internacional a los países de bajos ingresos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: